El viaje de Ábsolom

Ábsolom, ¿qué clase de nombre era ese?, se preguntó mientras miraba el techo de su habitación. A sus dieciséis años ya debería estar acostumbrado a los comentarios acerca del mismo, pero empezaba a creer que no sería capaz de resignarse. Además, estaban los cambios. Siempre moviéndose de un sitio a otro sin descanso. ¿A cuantos colegios había ido ya? ¿Diez, veinte? Ni se acordaba. Había dejado de contar después de separarse de su único amigo en Barcelona. Se cayeron bien en cuanto se conocieron. Ábsolom supo que era alguien diferente cuando ni siquiera pestañeó al presentarse. Pero eso había sido hacía micho tiempo, cuando no era más que un crío de seis años.

Ahora volvía a enfrentarse a una nueva ciudad y un nuevo instituto. Teruel. Cuando su tía le ordenó que metiera sus cosas en la maleta, diciendo que se mudaban a una de las tres províncias de Aragón, había navegado un poco por la red, antes de apagar su portatil y meterlo en la bolsa. Le había resultado gracioso descubrir que había una iniciativa llamada "Teruel existe", destinada a dar a conocer aquella región al resto de España. Él se sentía igual. Tenía la impresión de que tenía que gritar para que alguien se diera cuenbta de que existía. Aunque después del primer día en el instituto Vega del Turia, hubiera preferido ser invisible. Si ya de por sí atraía todas las miradas por culpa de su pelo plateado, su piel blanca y sus ojos de color violeta, cada vez que se presentaba, su nombre terminaba de marcarle como bicho raro allá donde fuera.

Lo que no sabe Ábsolom, es que su nombre no es de este mundo.

Contacto

 

Correo electrónico: escritoracristina@gmail.com


También puede utilizar mi formulario de contacto.

Libros publicados

¿Desea conocer mejor mis libros? En mi sección de Libros publicados obtendrá información detallada.

 en redes sociales :

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Cristina Rodrigo Cebollada